Ingredientesniño-delantal

  • 4 dientes de ajo
  • 80 g de jamón ibérico
  • 2 rebanadas de pan blanco
  • 4 huevos
  • pimentón
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra

Elaboración

  1. En un cazo hacer un sofrito con aceite de oliva y el ajo partido y laminado. Cuando esté dorado añadir el jamón picado en dados pequeños y rehogar bien.
  2. Añadir el pimentón y mover deprisa para que no se queme y a continuación añadir 4 vasos de agua y dejar cocer suavemente.
  3. Cortar el pan en rebanadas y freírlo. Escurrirlo bien y añadirlo a la sopa junto con los huevos, y dejar cocer durante 10 minutos.
  4. Rectificar de sal y servir en un plato hondo.

¿Sabías que…

sopa-castellana grande

  • La sopa despierta por igual odios y pasiones. Algunos niños repiten plato y otros huyen despavoridos, como si de El Coco se tratara. A mí, cuando era pequeño, me chiflaba la que me hacía mi madre, y que llevaba fideos, huevo cocido y jamón.
  • El ajo tiene propiedades antibióticas, reduce la tensión arterial y el colesterol, reduce la arterioesclerosis y el reúma. Todo eso son cosas que preocupan a los mayores.
  • El jamón ibérico es como la segunda bandera española. Sabe muy rico, pero es además muy sano. Su grasa se parece mucho a la del aceite de oliva.
  • El pan es un alimento muy sano, que ayuda a regular la glucosa en sangre y a combatir el estreñimiento. Recuerda, si eres celíaco, que has de emplear tu pan especial.
  • El pimentón tiene un sabor muy potente. Por eso, el secreto está en poner poquito. Esa pequeña cantidad hace que las células no se hagan viejas tan pronto.
  • ¡Ah, lo olvidaba! El huevo cocido es blando, tiene proteínas estupendas y una grasa especial llamada "fosfolípido", que ayuda a que aprendas las lecciones. Si no puedes comerlo, no pasa nada. La sopa sin huevo también está muy buena. Y un consejo para aprender bien las lecciones si lo tuyo no es el huevo: hay fósforo en los pescados, sobre todo en los azules (boquerones, sardinas, etc.).

Los comentarios nutricionales han sido elaborados por Iván Carabaño Aguado, jefe de pediatría de los Hospitales Universitario Rey Juan Carlos y General de Villalba.