• Patología aguda del paciente ingresado.
  • Manejo de paciente pluripatológico.
  • Infección VIH.
  • Hipertensión arterial.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Enfermedad tromboembólica (trombosis venosa profunda y tromboembolismo pulmonar).
  • Pancreatitis aguda.
  • Sepsis.
  • Neumonías.
  • Infecciones urinarias.